El defensa brasileño abandonó en llanto la cancha del estadio Mineirao. El hombre del PSG francés expresó frustración e impotencia ante la .

"Tristemente no los conseguimos. Disculpas a todo el mundo. Todos saben cómo de importante era para mí, para el grupo", expresó el jugador, quien asumió hoy la capitanía de la selección anfitriona en reemplazo del suspendido Thiago Silva, también del PSG.

"Quería ver a mi pueblo sonreír. A mi gente, que sufrió tanto, tantas cosas. Todo el mundo sabía lo importante que era para mí ver a todo el pueblo feliz al menos por causa del fútbol", agregó el zaguero sin controlar el llanto.

David Luiz admitió que los jugadores alemanes "fueron los mejores, se prepararon mejor". El central también afirmó que el de hoy fue "un día con mucha tristeza, pero de mucho aprendizaje".