Villa abrió el marcador en el campo del Alavés. (Reuters)
Villa abrió el marcador en el campo del Alavés. (Reuters)

El Barcelona dejó hoy casi sentenciado su pase a los octavos de final de la Copa del Rey, al vencer por 3-0 en el campo del Alavés.

El cuadro catalán se presentó en el campo del Alavés con una alineación de garantías, con Alexis Sánchez, Cesc Fábregas y David Villa en la ofensiva.

Mientras Sánchez desaprovechó una nueva oportunidad de reivindicar su calidad, Villa no desperdició la ocasión y abrió el marcador a los 40 minutos tras aprovechar un gran pase de Andrés Iniesta.

El Barcelona cerró el partido, y prácticamente su pase, a los 50 minutos en la acción más bonita del partido, cuando Iniesta puso el balón en una escuadra con un precioso toque desde la frontal del área.

El conjunto catalán completó la goleada en los instantes finales con un tanto de Cesc Fábregas, que está en racha.