Mientras se realizaba el encuentro entre los clubes argentinos Rosario Central y , donde se medían cuerpo a cuerpo para llevarse tres puntos, un perro irrumpió en la cancha del Gigante de Arroyito e hizo estallar de carcajadas a los asistentes.

El can se paseó por más de tres minutos por el campo de juego y, además, hizo sus necesidades cerca a uno de los arcos.

Los jugadores trataron de atraparlo, pero el animal los superó en habilidad, mientras la gente gritaba "olé, olé, olé" cada vez que alguien fallaba en el cometido de atrapar al can.

Asimismo, el público ovacionó al astuto can con fuertes gritos y hasta cantaron "Lo ven pasar, lo ven pasar, y no lo pueden agarrar".

El curioso hecho ocurrió entre los 27 y 30 minutos de la etapa complementaria, cuando el encuentro estaba igualado 1-1. Una vez el perro fue sacado del campo, se ganó la ovación de la gente.