(Foto: Archivo personal)
(Foto: Archivo personal)

A días de los , Iván Dibós, miembro honorario del COI (Comité Olímpico Internacional), analiza la situación del deporte peruano.

Va a volver a ir a París por los Juegos Olímpicos 2024.

He ido por razones de trabajo, por representación de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), en mi calidad de presidente del Touring Club. La FIA es responsable de la Fórmula 1. Y, bueno, ahora iré por los Juegos Olímpicos, en los que estoy muy metido por ser miembro honorario del COI (Comité Olímpico Internacional). La miembro activa ahora es la señora Cecilia Tait, quien se lo merece por sus antecedentes. Esto no le cuesta nada al Perú y nunca le ha costado, desde su primera participación en los Juegos OIímpicos.

MIRA TAMBIÉN: Especial Día del Maestro: ¿Cómo se prepara la nueva generación de educadores?

Usted ha ido a casi todos los Juegos Olímpicos.

Mi primera participación fue en Roma 1960, Tokio 1964, México 1968 y así sucesivamente. En 1982 me vuelvo miembro oficial. El Comité Olímpico Internacional del Deporte me ha llevado porque he sido presidente de la Federación de Ciclismo en 1965. También fui director de la Federación Peruana de Remo. He sido competidor de alto nivel en remo, ciclismo y atletismo. Representé al Perú en los Juegos Iberoamericanos en España. Siempre he estado en la competencia. Eso me llevó a ser presidente del Instituto Peruano del Deporte (IPD) con rango de ministro de 2003 a 2006. Dependía del presidente de la República. Luego, cuando renuncié, el IPD pasó al Ministerio de Educación. Y asumió el señor Arturo Woodman.

¿Ha visto a la delegación peruana que irá a París 2024?

Sí, algunos han llegado por mérito propio. Otros han llegado por cartas de invitación, lo que se dice en inglés ‘wild cards’. Pero el Perú, en lugar de aumentar su participación, está bajando. Y seguirá bajando hasta que logremos que el gobierno le dé prioridad al deporte. El Perú tiene derecho a estar en el fondismo, porque tenemos centros de entrenamiento en altura. Pero no todas las alturas se reconocen para clasificar, hay un máximo de 2 mil m.s.n.m. Hemos tenido en tiro a Edwin Vásquez Cam (oro en Londres 1948), a Pancho Boza (plata en Los Ángeles 1984) y Juan Giha (plata en Barcelona 1992). Y el voleibol. Es lo único que ha tenido el Perú. Yo premié a las jugadoras y lloré en ese partido de Seúl 1988. No tengo vergüenza en decir que se le caen las lágrimas a un hombre. Mira a Cristiano Ronaldo llorando por un penal. Vi cómo los futbolistas peruanos se fueron a la discoteca hasta las 5 a.m. tras ser eliminados, lo cual me da pena.

No mejora el deporte.

Estamos muy mal porque no es una prioridad del Estado. A los deportistas hay que ayudarlos a cubrir sus gastos. Esto no es un sueldo para ellos, es un reintegro de sus gastos. Ellos se solventan sus gastos, salvo raras excepciones, cuando ya llegaron a la cúpula.

¿Cómo atraer a la empresa privada al deporte?

La empresa privada no entra por nada, esto es un toma y daca. En EE.UU. la empresa privada financia el deporte, pero está exonerada de una serie de impuestos. Se les reconoce ese aporte. En el Perú nadie da para el deporte, salvo algunos. El deporte debería ser prioritario en la educación del Perú.

¿El deporte ayuda a formar ciudadanos?

El deporte educa y forma. Da disciplina para cumplir horarios. Hace que todos sean respetuosos y sigan las reglas del juego. Obedecen al entrenador. Yo como remero entrenaba desde las 5 a.m.

Hay países donde el deporte es responsabilidad del Ministerio de Salud.

Obvio, es salud. Menos gente se enferma. El deporte es prioritario y debería estar en el currículo escolar. No se prioriza la educación física en los colegios.

¿Cómo fue su paso por la alcaldía de Lima como teniente alcalde?

Ricardo Belmont tuvo varias operaciones a la columna y me pidió que me quedara como alcalde por un tiempo. Nunca quise, pero puse mi cabeza en la guillotina. Fue muy interesante. Mi padre fue alcalde de Lima dos veces e inició la construcción del Palacio Municipal, que es extraordinario, no solo en el Perú sino en el mundo. Mi hermano, Eduardo ‘Chachi’, también fue alcalde, fue corredor y presidente de la Sociedad Nacional de Industrias. Era un empresario increíblemente fabuloso. Murió muy joven, lo cual es lamentable porque era una persona extraordinaria, no porque sea mi hermano de padre. Una persona que nunca olvidaré. La disciplina se la debo a mi padre y a él. Sin menospreciar a los actuales congresistas y ministros hemos tenido extraordinarios congresistas y ministros.

Recuerdo que impulsaron el deporte desde el municipio…

Lima les dio mucha fuerza a los módulos del deporte que se hicieron en la administración Belmont, a quien le doy todo el crédito de ello.

¿Aún habla con Belmont?

Sí, claro, es mi amigo.

Quiere ser candidato…

Bueno, lo merece. En el primer gobierno llegamos al 49% y en el segundo al 52%. Pero, sin querer, chocamos contra Fujimori. Recuerdo haber ido con Belmont cuando no había nada en la Av. Universitaria a partir de Los Olivos y San Martín de Porres, pero él lo hizo hasta Carabayllo. Es la carretera más larga en este momento. Pero tuvimos la mala suerte de que en esa inauguración, cuando Belmont y Fujimori iban en bicicleta, la gente gritaba “¡Belmont presidente!”. Ahí supongo que Montesinos se dio cuenta. Y nos quitaron el 80% de los recursos que se recaudaron, lo que teníamos por ley. El 20% no alcanzaba para nada.


AUTOFICHA

·“Nací en 1939. Estudié Administración en la Universidad de Detroit. Fui teniente alcalde de Lima (1979-1980, 1990-1995). Fui presidente del IPD (Instituto Peruano del Deporte). Presido el Touring Automóvil Club del Perú. Soy miembro del Comité Olímpico Internacional (COI)”.

·“Mi padre fue Eduardo Dibós Dammert, deportista y exalcalde de Lima (1938-1940 y 1950-1952) y exministro de Fomento y Obras Públicas (1958-1959). Mi hermano Eduardo Dibós Chappuis también fue deportista y alcalde de Lima (1970-1973)”.

·“Me otorgaron la Orden de Grimaldi de Mónaco. El príncipe Alberto está también en el COI. La relación empezó con su tío Jack Kelly, hermano de su madre Grace, cuando competimos en los nacionales de remo en Estados Unidos en 1958. Hace más de 20 años me nombró cónsul de Mónaco en Lima”.


Perú21 ePaper, y pruébalo gratis


VIDEO RECOMENDADO:

Lucas Ghersi sobre ley de lesa humanidad - entrevista completa