notitle
notitle

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Un cubre los daños producidos como consecuencia de accidentes en los que participan los vehículos asegurados o las pérdidas en caso de robo. Es decir, uno podría evitarnos más de un dolor de cabeza.

¿Que hay que considerar? El cliente debe tomar en cuenta el nivel de cobertura que desea contratar y el monto de prima que está dispuesto a pagar. Así, puede elegir desde el seguro más completo, que cubre daños al auto, a terceros, gastos de curación y asistencias vehiculares, hasta uno más acotado y con menor prima como es el que solo cubre asistencias vehiculares. Como último aspecto, es importante conocer a la aseguradora y cerciorarse de que sea una con solidez financiera y experiencia en el rubro.

En cuanto a las coberturas, se pueden dividir en dos: D*años personales, que indemniza por muerte*, invalidez e incapacidad de las víctimas, así como también pago de gastos de atención médica y de recuperación o rehabilitación. Este es complementario al SOAT y de ser el caso se activa una vez alcanzada la cobertura máxima de dicho seguro. La segunda es Daños materiales, que comprende la reparación de partes del vehículo o su remplazo, así como la indemnización a terceros por los perjuicios ocasionados por el asegurado en su patrimonio.

El proceso de contrataciónBien, ya tenemos en claro lo importante que es el seguro vehicular. Pero si es que quiero comprar mi primer auto, ¿cómo solicito que lo aseguren? Existen dos formas tradicionales de contratación del seguro cuando se compra un vehículo nuevo. La primera es a través de la institución financiera con la cual se obtuvo el crédito vehicular.

Hay que recordar que en este caso el banco o institución financiera cuenta con un programa negociado con las compañías de seguro, que es trasladado a sus clientes. El banco, al c*obrar cada cuota, incluye una parte destinada al seguro*. Estos seguros generalmente cuentan con una vigencia similar a la del crédito vehicular. La otra forma es adquirir una póliza a través del canal de preferencia del cliente.

Estas pólizas por lo general tienen vigencia anual y en caso de que el cliente haya comprado el auto a través de un préstamo, puede endosar la póliza a la institución que lo otorgó. En este caso, también es importante asegurarse de la reputación de la empresa contratada.

TAGS RELACIONADOS