Agentes de la Policía, serenazgo y bomberos de Huaycán llegaron al lugar de los hechos. (Difusión)
Agentes de la Policía, serenazgo y bomberos de Huaycán llegaron al lugar de los hechos. (Difusión)

Un taller clandestino de pirotécnicos estalló la mañana de ayer en Huaycán, Ate Vitarte, y dejó dos heridos de gravedad.

El accidente, que provocó pánico entre los vecinos, generó quemaduras de segundo y tercer grado en los afectados.

CERCA DE LA POLICÍAPoco después de las 11:00 de la mañana ocurrió la explosión en la casa ubicada en el Lote 31 de la Unidad Comunal Vecinal (UCV) N° 76, Zona E, en el citado distrito.

Personal del serenazgo llegó inmediatamente al lugar y descubrió que se trataba de un taller de pirotécnicos, situado a pocas cuadras de la comisaría de Huaycán.

El estallido, que provocó un incendio, dejó heridos a Juan Alfaro Aricochea (18), hijo de la propietaria de la vivienda, Noemí Aricochea, así como al inquilino Juan Alzamora Carmen (26).

Ambos fueron llevados por los vecinos del barrio, en mototaxis, al hospital del sector.

Alzamora Carmen tiene el 60 por ciento del cuerpo con graves quemaduras y pérdida de masa muscular.

Debido a su delicado estado de salud, fue derivado al Hospital Nacional Arzobispo Loayza.

El médico Rubén Berrios, del nosocomio de Huaycán, informó que su diagnóstico es reservado.

CAJAS LLENASEl incendio que generó la explosión fue apagado por seis unidades del Cuerpo General de los Bomberos del Perú.

Al inicio, los vecinos ayudaron a combatir el fuego con baldes con agua.Algunos dijeron desconocer que había un taller de pirotécnicos ahí. Otros no quisieron conversar con los periodistas que llegaron al lugar.

Agentes de la Policía y de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX), decomisaron varios productos que por fortuna no llegaron a quemarse.

El jefe del serenazgo de Huaycán, capitán Miguel León Pezantes, informó a Perú21 que se halló más de 10 cajas llenas de 'ratablancas', 2 costales con cartuchos, herramientas para compactar la pólvora y decenas de sartas de cohetecillos.

Al parecer, este taller de pirotécnicos artesanales funcionaba desde hace tres años en el lugar, pero ningún vecino lo denunció.

Por su parte, el jefe de la UDEX, Gustavo Medina, afirmó que debido a que el material hallado era altamente sensible al calor, cualquier fricción o movimiento pudo haber ocasionado la explosión.

DATOS

- El jefe de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX), Gustavo Medina, lamentó que ocurriera este accidente horas antes de la Navidad.

- El uso de estos pirotécnicos puede causar ceguera irreversible, advirtió el Instituto Nacional de Oftalmología (INO).

- En Barranco multarán con S/. 3 mil 600 a las personas que vendan y usen estos detonantes por estas fechas de fin de año.