Sexy.tips
Sexy.tips

Si alguien cree que una persona mayor de 40 años no puede tener una vida sexual tan plena como a los 20 o 30, se equivoca. Es cierto que hay factores biológicos que transforman la capacidad sexual a medida que pasan los años, pero eso no significa que uno deba cruzarse de brazos y dejar de hacer el amor. Situaciones como la menopausia, la disfunción eréctil o determinadas enfermedades crónicas parecen serios obstáculos que van a llevar al apocalipsis sexual, pero no es así. Es cuestión de adaptarse. Por ejemplo, después de la menopausia, la lubricación vaginal disminuye considerablemente. Solución: usar productos lubricantes. Asimismo, hay que hombres que ya no pueden llegar al "tres al hilo" como en sus años mozos. Solución: hacer que el "primer round" sea memorable. Además, con la edad se aprende que la penetración no es lo más importante, lo cual motiva al amante senior a enfocarse en otros aspectos de la sexualidad: la estimulación oral, las caricias, el sentido del humor, en fin. Hay que acomodarse.