CAMBIA LA FIGURA. Gregorio Santos y su negado amigo Wilson Vallejos deberán dar la cara en Lima. (César Fajardo)
CAMBIA LA FIGURA. Gregorio Santos y su negado amigo Wilson Vallejos deberán dar la cara en Lima. (César Fajardo)

A fin de investigar a profundidad el caso, así como a sus involucrados, la Fiscalía Supraprovincial Anticorrupción de Lima recibió de su par de Cajamarca el expediente preliminar sobre los presuntos negociados de Wilson Vallejos en las licitaciones públicas promovidas por el gobierno regional que preside Gregorio Santos.

La referida fiscalía anticorrupción, a cargo de Walter Delgado, investigará también a Vallejos y a Santos por el supuesto lavado de activos a raíz de la confesión que hiciera el primero de los nombrados en varios audios revelados el 17 de setiembre por Perú21.

En las conversaciones de Vallejos con su interlocutor, el empresario admite que tiene una red a su servicio en Proregión –unidad ejecutora de las principales obras públicas del Gobierno Regional de Cajamarca– y, también, que le lava "el billete" a Santos.

Este diario descubrió que Vallejos, con quien Santos tendría una amistad de varios años, conformó una red de empresas ligadas a la construcción de hospitales, carreteras y servicios de agua y desagüe, estudios de preinversión, factibilidad, supervisión y consultorías.

Gracias a ello, Vallejos se adjudicó, directa o indirectamente, a través de consorcios, millonarias obras que bordearían los 90 millones de soles.

Respecto al lavado de activos, la Fiscalía Supranacional Anticorrupción investigará al referido empresario y a la autoridad regional por la presunta comisión de ese delito, y cruzará información sobre los investigados con los fiscales de Panamá y de Ecuador.

PLAZOSDicha instancia del Ministerio Público tiene 120 días para las investigaciones, y podría solicitar una ampliación dada la magnitud del caso, que comprende, además, la cooperación internacional judicial de Ecuador y Panamá, países donde –según Vallejos– llevó dinero de Santos.

SABÍA QUE

- El registro migratorio indica que, el 19 de julio del año 2011, Santos arribó a Panamá. Según refirió, fue "una escala".

- Los casos sobre el uso de recursos de la gestión de Santos a favor de la campaña antiminera y su participación en los paros seguirán en Cajamarca.