Rehén se salva de ser ejecutado
Rehén se salva de ser ejecutado

BOGOTÁ (AFP).– El alivio y la alegría de los familiares del policía Luis Alberto Erazo, que lo recibieron ayer en Bogotá tras 12 años de secuestro, contrasta con el dolor de cuatro familias que deberán enterrar ahora a sus compañeros –tres policías y un militar– asesinados por sus captores en medio de combates entre el Ejército y la guerrilla de las FARC.

Erazo, de 40 años, llegó al aeropuerto militar de Bogotá en una pequeña aeronave y de inmediato fue conducido en una ambulancia al hospital de la Policía, donde se reencontró con su compañera Elvira, su hija Gisela, de 16 años de edad, y otros familiares.

Erazo sufrió heridas en el rostro por granadas que lanzaron los guerrilleros de las FARC cuando se escapó y se internó en la espesa selva del municipio de Solano, en el departamento de Caquetá (sur).

Tras los enfrentamientos, los militares hallaron los cuerpos de los cuatro rehenes asesinados de un tiro en la cabeza por sus captores.

PEDIDO DE UN HIJOLos restos de los tres policías –el coronel Édgar Yesid Duarte, el teniente Elkin Hernández, y el teniente Álvaro Moreno– y del sargento del Ejército José Libio Martínez, quien con casi 14 años de cautiverio era el rehén más antiguo de Colombia, serán trasladados también a Bogotá, donde se les realizará la necropsia de ley y posteriormente serán entregados a sus familias.

Martínez dejó un hijo huérfano, Johan, quien no llegó a conocer a su padre, secuestrado cuando su esposa estaba embarazada. También Duarte dejó una hija huérfana, Viviana, quien tenía dos años en el momento del plagio.

Ayer, Johan, de 13 años, pidió a las FARC por la libertad de los rehenes que aún tiene el grupo terrorista.

"Por favor, devuelvan a los demás secuestrados sanos y salvos, con vida, porque sus familiares los quieren abrazar. A mi las FARC me rompieron las alas, me rompieron el anhelo de conocer a mi padre", señaló el joven.

TENGA EN CUENTA

  • Las FARC mantienen de rehenes a por lo menos 13 policías y militares que plantean canjear por sus guerrilleros presos.
  • Según el Grupo Colombianos por la Paz, las FARC iban a liberar a 6 rehenes próximamente.