COMPROMISO. Lo que es bueno para la población es bueno para la empresa, se afirmó en la CADE. (Heiner Aparicio)
COMPROMISO. Lo que es bueno para la población es bueno para la empresa, se afirmó en la CADE. (Heiner Aparicio)

Alicce CabanillasEnviada especial a Arequipa

"¿Qué tan comprometidos estamos con dejar el rol de víctimas y decirle sí al cumplimiento de la ley y no a la informalidad?", fue la interrogante que Luis Torres, presidente de la 50 Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2012, hizo al auditorio de 1,200 empresarios de todo el país reunidos en Arequipa, en la sesión inaugural.

La conferencia de este año ha sido titulada 'Líderes empresariales, compromiso con el Perú', por lo que Torres invocó a los presentes, en el Centro de Convenciones Cerro de Juli de la Ciudad Blanca, a discutir sobre "el Perú que todos queremos y los desafíos que debemos plantearnos".

Antes, los emplazó a realizar una autocrítica. "Los empresarios necesitamos pensar que lo que es bueno para la población es bueno para nosotros. ¿Realmente lo entendemos?", indicó ante la atenta mirada de banqueros, gerentes de compañías mineras y de AFP, entre otros rubros.

ES LA OPORTUNIDADMinutos antes, el alcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra, en su discurso inaugural, recordó que, pese al avance económico que experimenta el Perú, estamos aún muy lejos del desarrollo. "Debemos industrializarnos para exportar con valor agregado", afirmó.

Planteó a los líderes empresariales la creación de un comité de ética para contrarrestar a las compañías informales que no respetan los derechos laborales ni el medio ambiente.

A su turno, Juan Manuel Guillén, presidente regional de Arequipa, quien tuvo a cargo la bienvenida a los participantes, coincidió con el alcalde arequipeño en que el momento que atraviesa el Perú es crucial para dar un paso adelante.

"Tenemos un desafío conjunto enorme y brutal. Somos ejemplo mundial en crecimiento económico, pero en educación ocupamos los últimos lugares. Debemos salvar esta contradicción, tanto de líderes gubernamentales como empresariales", enfatizó.

VEN TRABASAlgunos asistentes que no son ponentes, pero forman parte del contingente de altos ejecutivos que participa en la CADE, se pronunciaron. Roque Benavides, gerente general de Buenaventura, sostuvo que "no se les puede encargar a los empresarios la distribución de la riqueza en el Perú, porque para eso se eligió a los gobernantes nacionales, regionales y locales".

Humberto Speziani, presidente de la Confiep, aseguró que si se han dado postergaciones de proyectos ha sido por trabas burocráticas. Estimó que este año se vienen postergando US$5 mil millones por esas barreras.

HABRÁ CÓDIGOSpeziani anunció que con la Confiep está trabajando en la estandarización de un código de ética, así como en la implementación de un canal, para que los trabajadores puedan presentar denuncias si la empresa para la que laboran no respeta sus derechos laborales.

"Como gremio evaluaremos aplicar amonestaciones o expulsiones, según sea la gravedad del caso", finalizó.

TENGA EN CUENTA

- Se defiendenEl 80% de la inversión privada que se ejecuta en el país es de empresas nacionales, afirmó Roque Benavides, de Buenaventura. "Es el sector privado el que está impulsando el crecimiento", anotó.

- Sobre conflictosBenavides aseveró: "No quiero quitar cuerpo a las responsabilidades del sector privado; lo que no estoy dispuesto a aceptar es que tengamos toda la responsabilidad".

- Culpa de las regionesPara Humberto Speziani, de la Confiep, en la mayoría de las regiones del país "hay dinero, pero no se gasta; la población pide servicios de agua, luz y saneamiento, pero las autoridades no atienden esas demandas".

- Sobre presupuestoLuis Torres, presidente de la CADE 2012, destacó que el presupuesto público que se viene aplicando este año destine más recursos para avances en innovación y en tecnología.