Foto: USI
Foto: USI

Esta semana, Paul Frank Palomino Cordero y su conviviente, Isabel Castro Muñoz, fueron detenidos en Santa Anita por extorsionar a una pareja a la que le habían alquilado el vientre de esta última por 50 mil dólares.

El caso, sin embargo, no es aislado. Ya en marzo de 2008, la Policía Nacional había detenido a una de las más grandes redes dedicadas a este 'negocio', la cual estaba integrada por Jorge Murguia Arias, Amada Zapata Flores y Sara Avendaño.

Segundo Guevara, comandante ® PNP que lideró al grupo que capturó a esta mafia, indicó a Perú21 que los casos de mujeres –y organizaciones– que se ofrecen como 'incubadoras humanas' se han incrementado en los últimos años.

Hay varias razones para el aumento de esta actividad. La principal: lo lucrativo que resulta. "Cobran entre 10 mil y 30 mil dólares por niño. Los clientes son, generalmente, extranjeros que no pueden tener hijos", manifestó.

Ha habido casos en los que la mujer captada ha viajado a un país donde se permite la 'maternidad subrogada' para entregar a la criatura.

En esta transacción también intervienen algunas clínicas –en especial, las de fertilización y maternidad– que se prestan para falsear los documentos del nuevo ser y, además, ofrecen los servicios de implantación del óvulo fecundado en el útero de una mujer (la que está incluida en el paquete).

SIN SANCIÓNSin embargo, los policías enfrentan un grave problema para hacerles frente a estas mafias: la falta de una legislación adecuada.

"Durante la intervención que realizamos en el año 2008, encontramos tres laptops con los nombres de unas 80 mujeres que ofrecían sus vientres. Los equipos se los entregué al Ministerio Público, pero no pude incluirlos en el atestado policial por falta de tiempo y porque esta práctica no es considerada como delito", refirió el exoficial Guevara.

EN EL MUNDOMientras en el Perú continúa el debate acerca de lo conveniente de permitir los vientres de alquiler, hay muchos países que ya los aceptan.

Por ejemplo, en algunas ciudades de Estados Unidos hay leyes que permiten los contratos de gestación. Lo mismo ocurre en Canadá, Austria, Gran Bretaña y Dinamarca, donde solo se permite con fines altruistas.

Otra realidad se vive en Ucrania, en algunos países africanos y en Rusia, Bélgica y la India, donde se permite lucrar con la gestación. Precisamente, esta última nación se ha convertido en el 'paraíso' de los padres que no pueden concebir pues encuentran una gran oferta, a todo precio.

EN CONTRASobre este tema, el excongresista Natale Amprimo señaló que se trata de una situación que va en contra de la naturaleza y que, por lo mismo, no debería ser admitida en nuestra legislación.

SABÍA QUE

LO QUE DICEN LAS NORMAS

– Ley N° 26842, Ley General de SaludArt. 7.- Toda persona tiene derecho a recurrir al tratamiento de su infertilidad, así como a procrear mediante el uso de técnicas de reproducción asistida, siempre que la condición de madre genética y de madre gestante recaiga sobre la misma persona.

– Código Penal Arts. 143-145.- Castiga hasta con 5 años de prisión a quienes alteren el estado civil de una persona, finjan un embarazo, sustituyan a un menor por otro, le atribuyan falsa filiación o expongan u oculten al menor.