Naves aterrizaron en la ciudad de Villavicencio. (AP)
Naves aterrizaron en la ciudad de Villavicencio. (AP)

VILLAVICENCIO (EFE).– Los familiares de los últimos diez uniformados en manos de las FARC recibían con "tensión y alegría" las horas previas a las liberaciones de estos policías y militares previstas para hoy y el miércoles.

Los dos helicópteros brasileños que serán utilizados habían aterrizado ayer en el aeropuerto de Villavicencio, en uno de los cuales llegó la exsenadora Piedad Córdoba, quien hace las veces de mediadora entre el gobierno colombiano y el grupo guerrillero.

Las liberaciones se darán en dos entregas: la primera hoy, y una más el miércoles 4 de abril. Sin embargo, no se descarta que durante el primer operativo sean entregados el total de uniformados.

En tanto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y sus ministros han guardado silencio sobre el avance en las liberaciones.

La guerrilla busca iniciar negociaciones de paz, pero el Gobierno le ha exigido que deponga sus armas.