(USI)
(USI)

Una discrepancia más. El congresista de Gana Perú Javier Diez Canseco cuestionó la exclusión de una serie de instituciones del Consejo Nacional de Derechos Humanos, y sostuvo que la medida "constituye un retroceso en la política de promoción y defensa de los derechos humanos" del actual Gobierno, además de "reflejar una grave incoherencia en el manejo de las políticas públicas en esta materia".

Hace una semana, el Poder Ejecutivo derogó un decreto supremo –dado en el año 2001– que incorporaba la Defensoría del Pueblo, la Conferencia Episcopal Peruana, el Concilio Nacional Evangélico del Perú y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos al Consejo Nacional de DD.HH. en calidad de observadores. "El consejo debe ser un espacio participativo y democrático que recoja el valioso aporte de las organizaciones de la sociedad civil", añadió Diez Canseco, tras pedir que se revoque la disposición.