Homicidas fueron atrapados en Satipo (Junín) y trasladados a Arequipa. (Captura de TV)
Homicidas fueron atrapados en Satipo (Junín) y trasladados a Arequipa. (Captura de TV)

La primera vez que la pareja de argentinos Daniel Gastón Santiago Ballestero (32) y Fabiana Noemí Carmona Bravo (19) llegaron a Camaná fue a fines del año 2011. El jueves, a las 11:40 de la noche, volvieron a la provincia, pero esta vez enmarrocados y custodiados por la Policía. No era para menos, pues asesinaron a tres ancianos, el pasado 28 de abril, en el hotel Albatros, en La Punta.

La pareja de homicidas confesó su crimen luego de ser capturada, el último miércoles, en la localidad de Pichanaqui, en la provincia de Chanchamayo (Junín). En ese lugar declararon que mataron a los ancianos luego de una discusión y en estado de ebriedad, porque uno de ellos intentó manosear a la joven.

Según el testimonio de Santiago Ballestero, al ver en peligro a su esposa, reaccionó con violencia y atacó con una comba al carpintero y exboxeador Julio Javier Legardi (70) hasta destrozarle el cráneo. En tanto, el abogado Gustavo Pastor Lazo (76), propietario del hotel donde ocurrieron los hechos, y el vigilante Víctor Gregorio Herrera Uré (90), fueron víctimas de las circunstancias, pues llegaron en medio del crimen y la pareja los mató del mismo modo para eliminar testigos y ganar tiempo para huir.

Aunque en Arequipa los homicidas se acogieron al derecho al silencio, el coronel Jaime Páucar, jefe de la Policía de Camaná, sostuvo que hay indicios suficientes que prueban la autoría del asesinato.

En la madrugada de ayer, la pareja extranjera fue evaluada por un médico legista y por un psicólogo. Luego fue trasladada al juzgado de investigación preparatoria, en medio de los reclamos e insultos de la población y de los familiares de las víctimas.

Recién esta mañana será la audiencia donde la fiscal Carmen Casas solicitará la prisión preventiva de nueve meses y los 35 años de cárcel que corresponde al delito de homicidio calificado.

DATOS

- Santiago Ballestero y Fabiana Noemí Carmona se hacían pasar por uruguayos indocumentados para no ser atrapados.

- La joven tiene cuatro meses de embarazo; cuando cometió el crimen ya tenía una gestación de dos meses.