notitle
notitle

Preste atención a sus paredes pues una fisura podría aparecer en cualquier momento. Esta puede ser resultado de los cambios bruscos de temperatura y la humedad.

Lo primero que debe hacer es identificar si está en crecimiento, así podrá saber qué materiales utilizar para su reparación.

Luego de identificar su tamaño, asegúrese de contar con los elementos necesarios para resanar, como pasta mural para sellar, espátulas, lijas y brochas o rodillos. Si es un orificio pequeño y superficial, aplique la pasta y deje secar por 48 horas, lije el área y eche un sellador. Luego, utilice base de pintura.

En el caso de grandes grietas, siga el mismo procedimiento, pero aplique pintura elastomérica que le brindará mayor protección.

TAGS RELACIONADOS