Una en Suecia, que intentaba destacar lo barbárico de las prácticas de ablación de clítoris, resultó contraproducente para sus creadores y promotores, al ser considerada "racista" e "intolerante" por la comunidad africana de ese país.

La , también conocida como mutilación genital, es una práctica aún realizada en algunas regiones de África, que consiste en remover partes de los órganos genitales de las mujeres por motivos no médicos. La finalidad de este procedimiento es el evitar que la mujer sienta placer sexual y así supuestamente evitar su promiscuidad.

En el video se puede apreciar un pastel elaborado en forma de una caricaturesca y desnuda mujer negra . Cabe señalar que la cabeza del pastel, que puede ser observada en la grabación gritando cada vez que corta un pedazo del postre, es en realidad el artista .

El escenario fue concebido por Aj Linde para el World Art Day (Día del Arte Mundial), celebrado el pasado 15 de abril en Estocolmo, y fue blanco de multiples críticas.

Quizás la más perjudicada por todo este incidente fue la ministra de Cultura del país, Lena Adelsohn Liljeroth, quien dio el primer corte a la insólita pieza de repostería. la muestran sonriendo y bromeando mientras realiza este acto, razón por la cual la Asociación Africana-Sueca ha pedido que la funcionaria renuncie al cargo.

"Es un espectáculo racista", afirmó Kitimbwa Sabuni, uno de las portavoces de la asociación al diario de Suecia. Para Sabuni, que una alta funcionaria participe en una instalación de estas características muestra su "incompetencia y falta de juicio". También criticó la manera caricaturesca en que fue representada la mujer, ya que desprestigia el mensaje que supuestamente se quería dar.

Según , Liljeroth, que se ha negado a dejar su cargo, afirmó que sí se solidariza con las víctimas de la mutilación genital y se . La funcionaria admitió que la puesta en escena es provocadora y extraña, pero que ella fue invitada para hablar de libertad artística y del derecho de ofender. Además, dejó en claro que cualquier malinterpretación corre de lado del artista, quien cabe mencionar también tiene raíces africanas.

Sabuni afirmó a medios locales que las declaraciones de la funcionaria son "extremadamente insultantes", y que "la negativa de aceptar la existencia de racismo en Suecia y el hecho de no discutirlo conlleva a incidentes como este".