El presidente del Consejo de Ministros, s, calificó de “medida inapropiada” el planteamiento anunciado en la sesión de la Comisión Permanente del Congreso para que se inhiban cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC) por “adelantar opinión” antes de emitir sentencia sobre la demanda competencial interpuesta por Pedro Olaechea.

“Estos supuestos no son de hoy sino de antes de que se haga publica la ponencia. Se juega mucho con la oportunidad. Si se plantea, está en su derecho la instancia legimitada que es el procurador del Congreso. Será evaluado autónomamente por el TC. . Sin embargo, nos parece que son medidas inapropiadas porque se trata de poner, en cierta forma, algún nivel de traba a la discusión que se da en un un espacio autónomo que tienen los magistrados”, declaró Zeballos.

Además, el premier invocó a la paciencia y cordura y que no se hagan mecanismos de presión" a los magistrados del TC.

“Hablamos de una ponencia y esta no es sinónimo de sentencia, esta tiene que ser dilucidada y deliberada por los magistrados. Si se reúnen los votos, se convierte en sentencia, esta es la única que tiene eficacia y fuerza vinculante. No sé por qué se eleva la temperatura política (...) sobre un espacio que recién está en una fase inicial”, concluyó el premier.

Fue el legislador Gilbert Violeta quien postuló que los magistrados Eloy Espinosa Saldaña, José Luis Sardón, Carlos Ramos y Marianella Ledesma no emitan voto sobre la demanda que pretende revertir el cierre del Parlamento.

Por otro lado, sobre la ponencia expuesta el lunes pasado por el tribuno Carlos Ramos -- el primer ministro manifestó que el proceso "se encuentra todavía en su fase inicial”.

“Hablamos de una ponencia. Todavía (el proceso) está en su fase inicial. El jueves se inicia la fase deliberativa y tendrá el carácter de pública. Y en las próximas semanas se emitirá la sentencia de carácter definitivo”, aseveró.

“(El proceso) sigue los procedimientos regulares y el Poder Ejecutivo ha respondido (a la demanda) dentro los plazos. En la mejor disposición de dar una salida que permita dar tranquilidad a la opinión publica y estar inmersos en un proceso electoral del 26 de enero. Como Ejecutivo hemos sido cautos y precisos ", expresó Zeballos.