Mirtha Vásquez preside la Mesa Directiva del Congreso. (Foto: GEC)
Mirtha Vásquez preside la Mesa Directiva del Congreso. (Foto: GEC)

La presidenta del Congreso, (), consideró “desproporcionado” que la Comisión de Ética haya abierto investigación al legislador por denunciar desapariciones durante las protestas contra el breve gobierno de Manuel Merino de Lama.

En diálogo con Latina Noticias, dijo esperar que dicho grupo de trabajo no se haya “politizado” y remarcó que hay otros casos que debieron priorizarse porque “lindan con la ética”.

“Estoy preocupada a raíz de las decisiones que se han tomado en la Comisión de Ética porque por un lado se está cerrando la posibilidad de investigar algunos casos que sí me parecen que lindan con la ética. No puedo pronunciarme sobre casis específicos, pero creo que han merecido más evaluación algunos temas”, expresó.

MIRA: Daniel Urresti: Fiscal pide que testigo que denunció soborno para cambiar su versión ingrese a unidad de protección

“Me parece desproporcionado que se abra proceso a congresistas como Alberto de Belaunde que denunció desapariciones durante las protestas, que no es ningún hecho que se inventó, pero se ha abierto proceso. Yo respeto la independencia de esta comisión, pero creo que siempre hay que tener mucho cuidado. Espero que no (se haya politizado), espero que se tomen criterios a partir de ahora”, añadió.

En ese sentido, Vásquez Chuquilín enfatizó que dicha comisión debería priorizar aquellos casos cuyas conductas no son correctas y afectan la imagen de ese poder del Estado.

“Hay varios casos importantes, yo he pertenecido a la Comisión de Ética, incluso en algún momento la he dirigido, y hay varios casos que sí son fundamentales, que sí darían una señal de que queremos generar otro tipo de conductas o ponerle pare a conductas que no son correctas en el Congreso y esas se deberían priorizar”, sentenció.

Como se recuerda, este martes, la Comisión de Ética decidió iniciar una investigación de oficio contra los congresistas Alberto de Belaunde y Daniel Olivares, ambos del Partido Morado.

El primero es investigado por haber difundido una lista de personas supuestamente desaparecidas durante las protestas contra el gobierno de Merino de Lama a mediados de noviembre del 2020.

Olivares, por su parte, es investigado por revelar en una conversación con el candidato presidencial de su agrupación, Julio Guzmán, que es consumidor de marihuana desde hace 20 años.

VIDEO RECOMENDADO

Urresti: Acusado y candidato de Podemos se burla del trabajo de la Fiscalía
Urresti: Acusado y candidato de Podemos se burla del trabajo de la Fiscalía

TE PUEDE INTERESAR