Copa América

Loreto: Roban 18 fusiles de guerra de base militar en Iquitos

Primeras hipótesis apuntan a que hay oficiales involucrados en el caso y que armas tienen como destino las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Inspección. Ministro de Defensa viajó a Iquitos para analizar la situación. (USI)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El Ejército y la Policía Nacional investigan el hurto de 18 fusiles en una base de la Quinta Región Militar, en Iquitos (Loreto), que, se presume, tienen como destino las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ministro de Defensa, Jakke Valakivi, llegó la mañana de este lunes a Iquitos y se trasladó al campamento militar Quistococha, ubicado en la carretera Zungarococha, de donde sustrajeron los fusiles de guerra Galil, de fabricación israelí.

El armamento fue hurtado del Batallón de Material de Guerra 115 (Polvorín) la madrugada de 1 de enero, durante la celebración de Año Nuevo, cuando el suboficial del EP Adrián Tello Huamán, a cargo de la custodia del almacén, abandonó el lugar. Se desconoce si el agente fue detenido.

¿DÓNDE ESTÁN?Valakivi llegó acompañado por el nuevo comandante general del Ejército, Luis Ramos Hume, así como por diez agentes de la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional (Divincri), que se encargarán de las investigaciones para establecer el móvil y el destino del material bélico.

El ministro de Defensa se entrevistó durante varias horas con el jefe de la Región Policial de Loreto, general Jorge Pérez Flores, y también con el jefe del cuartel, comandante Rudi Garibaldi, quien indicó que "las investigaciones están en proceso y se han hecho las diligencias preliminares".

Fuentes cercanas a Perú21 indicaron que las primeras pesquisas apuntan a que hay militares implicados de manera directa con el robo y que las armas han ido a parar a manos de piratas de río o las FARC.

La hipótesis de que estén en posesión del grupo terrorista tiene más fuerza porque las FARC pueden pagar entre 4 mil y 5 mil dólares por cada arma, que solo se comercializa a través de acuerdos entre Estados.

"Es imposible que alguien pueda entrar a un cuartel sin que nadie lo ayude y llevarse esas armas de guerra que son grandes y pesadas (3.9 kilos cada una)", explicó la fuente. En la actualidad hay 17 casos de robo o hurto de armas y material de guerra pendientes en el Tribunal Superior Militar Policial de Loreto.

DATOS

  • Entre 2011 y 2015, el Fuero Militar Policial ha condenado o viene procesando a 86 uniformados por diversos casos de robo de explosivos o armamento.
  • El hurto de fusiles en la base castrense de Iquitos fue evidente el último sábado 2 de enero, durante un inventario del material militar.
  • El fusil Galil tiene buen desempeño en la zona de selva. Es versátil y preciso.

Tags Relacionados:

Loreto

Ejército del Perú

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada