El relevado jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (), el vicealmirante de la Marina , se despidió esta mañana del cargo en una ceremonia celebrada en la Plaza Cáceres del Cuartel General del Ejército () y en su discurso afirmó que "no se puede aceptar la falacia ni la jugada artera".

"No se puede aceptar es la falacia, la jugada artera, viniendo de quienes menos espera o tal vez debió esperarse. No lo creo. Se trata de personas que simplemente erraron y aquí uso una calificación discreta. En todo caso para verdades, el tiempo; para justicia, Dios", exclamó Cueto, implicado en que desató una crisis política en el Gobierno.

En varios momentos de su discurso agradeció la confianza que depositó en su persona el presidente para ejercer el cargo que abandona hoy tras 19 meses de trabajo. Al final aseguró que él y su equipo se sienten "orgullosos" de su desempeño porque "hicimos bien las cosas".

Cueto Aservi dio estas palabras durante la ceremonia de reconocimiento al general del Ejército peruano como nuevo jefe del CCFFAA.

Cabrera Pino fue jefe de Ollanta Humala en en 1992 y pertenece a la promoción castrense del coronel retirado , hasta hace poco consejero presidencial y que debió alejarse del cargo también por el ilegal resguardo policial al exoperador montesinista.