(USI)
(USI)

Sintió el golpe. El premier afirmó ayer que, de ser necesario, realizarán "ajustes" al proyecto de ley de negacionismo para que "se entienda que no afecta la libertad de expresión.

"No neguemos la posibilidad de un debate por todo lo alto", enfatizó el funcionario.

Reiteró que la iniciativa tiene como objetivo frenar el intento del terrorismo de ingresar a la vida política.

"(Los extremistas) ya están en el magisterio, en movimientos sociales, seudoambientalistas, universidades, tratando de generar inestabilidad e ingobernabilidad. No podemos permanecer sin hacer nada", señaló.

En opinión de la presidenta de la Comisión de Justicia, , dicha propuesta constituye una clara violación a la libertad de expresión. "No hay discusión sobre si es o no es, no hay eufemismos", advirtió.