¿Quién es Osmán Morote, el terrorista que regresa a la cárcel para cumplir cadena perpetua?

Llegó a ser considerado el número 2 de Sendero Luminoso y fue condenado a 25 años de cárcel por terrorismo y homicidio. Ahora, tendrá que retornar a prisión para cumplir su condena de cadena perpetua. 

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

ACTUALIZACIÓN

A raíz de la condena a cadena perpetua para la cúpula de Sendero Luminoso, Perú21 recuerda esta nota publicada el último 20 de abril en la cual recopilamos datos importantes sobre Osmán Morote, el hombre considerado como el 'Número 2' de esta organización terrorista y que, ahora, regresará a prisión.

NOTA ORIGINAL

El último martes, el Colegiado A de la Sala Penal Nacional confirmó la decisión que tomó el Colegiado E de liberar por exceso de carcelería al senderista Osmán Morote —quien ya cumplió su condena de 25 años de prisión por el delito de terrorismo— por el Caso Perseo.

Asimismo, decidió que Morote afronte el proceso que tiene pendiente referido al juicio por el atentado en la calle Tarata —que fue perpetrado en julio de 1992 y dejó como saldo 25 muertos— bajo arresto domiciliario y podrá dejar la cárcel previo pago de una caución de S/10 mil.

Pero, ¿quién es Osmán Morote?  Este terrorista nació en Cusco el 15 de abril de 1945, tiene 73 años. Su padre, Efraín Morote Best, fue rector de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (Ayacucho) en los años 1960, casa de estudios en la que conoció a Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso .

A principios de 1970 fue apresado en Huamanga y luego trasladado al penal de Lurigancho, en Lima, donde permaneció recluido durante seis meses. Ese mismo año se casó con Teresa Durán Araujo, hermana de Maximiliano Durán, otro dirigente de Sendero Luminoso.

En 1978 —dos años antes del inicio de la llamada lucha armada de Sendero Luminoso, grupo terrorista en el que llegó a ser considerado el número 2 en la línea de mando— pasó a la clandestinidad. Tras convertirse en un sanguinario líder senderista, fue capturado en junio de 1988 en el Centro de Lima, cuando se dirigía a una reunión como parte de la organización del Primer Congreso Nacional de Sendero Luminoso.

En una entrevista con el programa 'Panorama' en el penal de Canto Grande en el 2003, donde entonces estaba recluido, se pronunció así sobre el accionar de Sendero Luminoso: “Política genocida, no. Errores, excesos, limitaciones, sí”. 

El 16 de julio de 1992, cuando Morote ya estaba en prisión, se produjo el atentado de Tarata: dos 'coches bomba' explotaron en el corazón de Miraflores, provocando la muerte de 25 personas e hiriendo a más de 200. Es por este ataque, que Morote y otros 12 senderistas continúan siendo juzgados a la fecha. La Fiscalía y la Procuraduría piden la pena de cadena perpetua.

Ir a portada