notitle
notitle

Carlos Basombrío,Opina.21cbasombrio@peru21.com

¿Vuelve o no vuelve? ¿Quién lo sabe a ciencia cierta? Sin duda, nadie en el 'Partido' Nacionalista. Como otros, no es más que un grupo tras un caudillo y no tienen capacidad alguna de influir en políticas. Tampoco en la bancada que solo espera, entusiasta o preocupada, lo que venga de Palacio. Menos en el gabinete.

El papelón del premier, diciendo que no viene lo que un día después se anuncia es suficientemente elocuente. ¿Quién entonces? La respuesta obvia sería que dado el nivel de desinstitucionalización de la política, solo lo saben Ollanta y Nadine. Sin embargo, me inclino a pensar que ellos tampoco lo tienen claro.

Lo que está realmente en su agenda es otra cosa, mucho más importante y peligrosa que solo decisiones económicas equivocadas: la "reelección conyugal". Junto con el 82% de los peruanos, creo que eso está en los planes de la pareja.

Si la embarraran en economía, pero supiéramos que se van en el 2016, habríamos perdido dos años. El problema es mucho mayor si se quieren quedar. Primero, porque usarían el aparato del Estado y los dineros ahorrados para ese objetivo. Segundo, porque pervertirían las instituciones para que les sean funcionales. Y, por supuesto, porque se abandonaría todo intento serio de reformas, sobre todo aquellas que puedan ser costosas políticamente, por más necesarias que fuesen.

¿Asusta a los candidatos al 2016 la candidatura de Nadine? Obvio, no les conviene. Desde la extrema izquierda a la extrema derecha ninguno quiere que participe. Pero, ojo, están en todo su derecho. Sería tramposo e ilegal.

Ya tuvimos suficiente con la "interpretación auténtica" de los fujimoristas y todo el daño que hicieron. ¡De nuevo, no!