Abuso. Wilfredo Paredes fue acusado por violaciones reiteradas. (Heiner Aparicio)
Abuso. Wilfredo Paredes fue acusado por violaciones reiteradas. (Heiner Aparicio)

El Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Arequipa ordenó la prisión preventiva, por nueve meses, de Wilfredo Paredes Montañez (48), quien es investigado por el presunto ultraje de su nieta, durante 10 años, y quien además, tiene antecedentes por el mismo delito, pues hace 30 años también fue denunciado por ultrajar al que ahora es su hijastro.

El caso fue denunciado por Isabel Suárez Quispe, la madre de la menor violada, quien también es hijastra de Wilfredo Paredes. Según su versión, su hija, que ahora tiene 15 años, habría sido ultrajada desde los cinco años en repetidas oportunidades.

Pero aún hay más. Suárez reveló que, hace 30 años, en 1973, Paredes también fue denunciado por ultrajar a su hermano, Geancarlo Suárez, que entonces tenía solo 5 años. Debido a que en esa época el acusado tenía 17 años, fue internado en el Centro de Menores Alfonso Ugarte y no recibió una sanción mayor.

Lo más sorprendente es que en medio de los trámites legales que seguía Magda Quispe –madre de Isabel y de Geancarlo Suarez–, para acusar a Wilfredo Paredes por el delito de violación de un menor, esta terminó enamorándose del agresor de su hijo y lo convirtió en su padrastro.

Toda esta historia sórdida habría quedado impune, pero fue investigada por la fiscal Elbia Surco, quien interrogó a todos los involucrados y logró la prisión preventiva de Wilfredo Paredes. El imputado fue internado en el penal de Socabaya por siete meses, mientras duran las investigaciones. Sin embargo la fiscal ha pedido la pena de cadena perpetua.

TENGA EN CUENTA

- La menor ultrajada, de iniciales J.H.S., está recibiendo ayuda médica, pues presenta un cuadro psicológico delicado.

- Según su testimonio, la primera vez que su abuelo la violó fue en 2003, cuando su madre la dejó bajo su cuidado ya que viajó por motivos de trabajo.