¡Pa’ adentro!

Pedro Pablo Kuczynski

Abogado del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski indicó que su patrocinado garantizó la investigación presentándose a todas las diligencias a las que fue citado. (Foto: GEC / Video: Canal N)

Mónica Delta
Mónica Delta

Es más fácil, de inmediato reconocimiento de la platea, meter a la cárcel a los presuntos corruptos como pena a cuenta que esperar los juicios y condenas fijas. En las fiscalías de hoy, el logro mayor es una prisión preliminar o preventiva, y no, como debería ser, cuando sus tesis incriminatorias son acogidas por un juez con sentencias probadas. Estas decisiones fiscales, evidentemente, de aplauso inmediato, distan de ser una justicia adecuada. Lo dijimos con Ollanta Humala y Nadine Heredia cuando estaban en cárceles temporales; con Keiko Fujimori, que sigue en prisión preventiva; y ayer, a raíz de la decisión de enviar a Pedro Pablo Kuczynski a la cárcel de manera preliminar.

Hay muchas otras formas de presionar y restringir libertades de un investigado que el camino de la pérdida de la libertad antes de concluir los procesos judiciales. Veamos, por ejemplo, en el caso de la ex pareja presidencial. Pese a los anuncios del inicio del juicio oral, ¿por qué se demoran tanto? ¿Tienen o no las pruebas que ameritan el proceso judicial? Sin embargo para la gente común, ellos ya estuvieron en la cárcel y con eso todos bien servidos.

Los elementos de convicción en el caso de PPK parecen certeros. Es probable que las traducciones y documentos que llegaron de Brasil tras los interrogatorios bajo el marco del acuerdo sean cruciales para confirmar la tesis fiscal que afirma que PPK ayudó a materializar el acuerdo con Odebrecht (como ex ministro de Toledo) a cambio de licitaciones de los proyectos Interoceánica Sur II y III, y Olmos.

Dicho esto, es también necesario comentar que parece abusiva una prisión preliminar por peligro de fuga, por no aportar a Essalud y porque el imputado demuestra solvencia económica. PPK estaba con impedimento de salida, tiene embargadas sus cuentas y estaba atendiendo los requerimientos judiciales. Al final, coincidimos en que a los culpables es necesario privarles de su libertad, pero no es menos cierto que hay que tener cuidado de que la Fiscalía esté jugando solo para las tribunas. ¡Ojo!

Tags Relacionados:

Opina.21

Pedro Pablo Kuczynski

Ir a portada