Módulos Temas Día
Carlos Parodi
Carlos Parodi

Uno de los principales problemas del Perú no es el desempleo, sino el subempleo, definido como aquellos que trabajan, pero reciben un sueldo menor que un ingreso mínimo referencial, estimado en enero de 2018 en 961 soles.

De los 31 millones de habitantes, 16 millones son parte de la población económicamente activa (PEA), definidos como aquellos que quieren y pueden trabajar y que tienen más de 14 años de edad. De ese total, casi 7 millones 200 mil (45%) están subempleados. No es que no tengan un trabajo, sino que el ingreso asociado al que tienen (961 soles por mes) es menor que el costo de una canasta básica. Los desempleados son aquellos que son parte de la PEA y desean trabajar, pero no encuentran dónde. Ascienden a 5% más o menos, esto es, 800,000 personas.

¿Qué significa esto? Que 50% de la PEA (subempleados más desempleados) sobrevive en el Perú. Ocho millones de personas que en la mayoría de los casos tienen dependientes.

Las cifras muestran que existen muchos ciudadanos que desean mejorar su situación laboral pero no pueden hacerlo. Quizás no tienen la educación ni capacitación suficiente y, por ende, son poco productivos. Supongamos ahora que aumenta la inversión para que la economía crezca. ¿De dónde saldrán los trabajadores productivos que las empresas necesitan? Por lo tanto, no es solo un problema de mayor inversión, sino de la existencia de personas empleables.

La educación, como siempre, es la clave de salida. La igualdad de oportunidades, el objetivo. Aunque se diga lo contrario, la revolución educativa es la gran ausente. Y es que un estudiante sin buena salud, tranquilidad para estudiar y maestros de calidad no llega a nada. Un país que no tiene capital humano productivo no tiene futuro; así de simple.

Tags Relacionados:

Desempleo

Subempleo

PEA

Leer comentarios ( )

Ir a portada