Kim Jong-un sube el tono. (AFP)
Kim Jong-un sube el tono. (AFP)

SEÚL (EFE).– Corea del Norte amenazó con realizar un "ataque preventivo" como respuesta a las "provocaciones" militares de Seúl y Washington, en un nuevo endurecimiento de la retórica belicista del régimen tras meses de relativa calma.

"Si nuestros enemigos tratan de amenazarnos en lo más mínimo, el país realizará despiadados ataques preventivos de aniquilación", advirtió el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea.

El Comité censuró concretamente el nuevo acuerdo firmado la semana pasada por Corea del Sur y EE.UU. en su Reunión Consultiva de Defensa, en el que ambos aliados determinaron su voluntad de realizar un ataque preventivo contra el Norte si existen pruebas de que el país se dispone a hacer uso de armas nucleares.

La nueva subida de tono del régimen de Kim Jong-un llega cuando EE.UU., Corea del Sur y Japón han iniciado unas maniobras navales conjuntas en territorio surcoreano.