Sin oponente. Rimenses sumaron su cuarto triunfo en el torneo ante un temeroso rival. (Leonardo Fernández/USI)
Sin oponente. Rimenses sumaron su cuarto triunfo en el torneo ante un temeroso rival. (Leonardo Fernández/USI)

Carlos Bernuy Florescbernuy@peru21.com

El duelo entre Cristal (2° con 13 puntos) e Inti Gas (9° con 8) fue como ver una vieja película de Semana Santa. Esas de las que conoces el final cuando empiezan, esas que encierran castigos en la piel, esas que tienen el argumento del ser superior. Cinco a cero. Goleada.

Porque, con Sheput en gran momento, Ávila en racha y la vuelta de Rengifo, Cristal no halló oposición en un equipo en el que su portero no atajaba hacía más de cuatro años. Un desastre técnico y dirigencial. En el Alberto Gallardo, la visita se ilusionó con un disparo al poste de Landauri a los 20' pero, tres minutos después, Irven Ávila encontró un rebote en el travesaño y metió un derechazo para el primero.

La película con la religión celeste se echaba a andar. A los 44', Renzo Sheput anotó el 2-0 con la zurda, esa pierna que los volantes ayacuchanos Corcuera y Victoria nunca taparon.

En el segundo tiempo, Junior Ross añadió un rebote del meta Castellanos (52'), y luego apareció Rengifo con la cabeza (54') y de derecha (90'). A los 88', Quina (SC) fue expulsado, pero ni se notó en la cancha.

Película de Semana Santa. La que sabes cómo acaba porque la has visto tantas veces.