Llenos de confianza. La selección sub 20 reconoció el estadio Malvinas Argentinas. (José Lara)
Llenos de confianza. La selección sub 20 reconoció el estadio Malvinas Argentinas. (José Lara)

José Lara La RosaEnviado especial a Mendoza

Ya no importan los logros del pasado, porque lo mejor aún está por venir. Ya no queda tiempo para seguir celebrando el histórico triunfo ante Brasil, porque a partir de esta tarde (5:45 p.m.), cuando juegue ante Uruguay, la selección irá ahora en pos de un nuevo objetivo: clasificar al Mundial de Turquía.

Para lo que sí hubo tiempo fue para soñar. Es que, después de 'bailar' al 'Scratch', los pupilos de Daniel Ahmed tuvieron permiso para dormir hasta las 10 de la mañana y, luego, tomaron un bus que los llevó desde San Juan hasta Mendoza en un par de horas.

Los jugadores de la sub 20 llegaron a esta ciudad en medio de un intensa llovizna –alrededor de la 1:30 p.m.– y, tras descansar unas horas en el Hotel NH Cordillera, se trasladaron al estadio del Godoy Cruz para preparar el partido ante los 'charrúas'. "Estos muchachos que representan a una nueva generación de futbolistas van a pelear por llegar al Mundial. Ahora tenemos un rival complicado, que ya conocemos. Ambos tenemos menos descanso, pero así es la programación. Hay que asumir y luchar porque para eso vinimos", afirmó Ahmed.

Para este duelo, el técnico no podrá contar, por suspensión, con el arquero Ángelo Campos, quien será reemplazado por Andy Vidal, ni con el lateral Edwin Gómez, cuyo lugar en la izquierda sería ocupado por Diego Chávez, dejando a Ortiz como lateral derecho, mientras que Renato Tapia volvería a la zaga y Jean Deza arrancaría como titular.

Ayer, la bicolor efectuó el reconocimiento de la cancha del estadio Malvinas Argentinas, donde los jugadores prometieron dejar la vida hoy.