SE DEFIENDE. A través de esta carta, el obispo Gabino Miranda busca revocar su destitución del sacerdocio. (Difusión)
SE DEFIENDE. A través de esta carta, el obispo Gabino Miranda busca revocar su destitución del sacerdocio. (Difusión)

El defenestrado exobispo auxiliar de Ayacucho, Gabino Miranda –acusado de presunta pedofilia–, consideró que los actos que cometió no son delitos, pero sí "imprudencias", según una carta que el exsacerdote les envió a las altas autoridades de la Iglesia Católica en el Vaticano.

"Reconozco que en algunas circunstancias he sido imprudente (…) pero, además, reitero que, en conciencia y presencia de Dios, las supuestas faltas no pueden ser tipificadas de delitos contra sextum (sexto mandamiento)", escribió el 1 de julio último.

La misiva –revelada anoche por Panorama– fue enviada por Miranda con el objetivo de apelar la decisión del Vaticano de destituirlo de su cargo eclesial, que había emitido el Decreto "Prot. N 315/2012", el 24 de mayo pasado.

"Me sorprenden las sanciones desproporcionadas contenidas en el mencionado documento (el decreto) que, por cierto, no contiene las motivaciones respectivas", sostuvo.

El exobispo auxiliar dijo que desconoce los actos indebidos por los que se le acusa, así como "la procedencia de los denunciantes, la jurisdicción y la época en que se cometieron los supuestos delitos".

INVESTIGACIÓN FISCALPese a que en su carta Gabino Miranda afirmó que se siente "perjudicado gravemente" y no acepta la medida en su contra, la investigación fiscal está en pleno proceso en la capital ayacuchana.

La Primera Fiscalía de Huamanga, cuyo titular es el fiscal Garry Chávez, asumió el caso desde que este se hizo público, hace unos días.

El fiscal ha iniciado sus pesquisas a partir de las denuncias periodísticas de la zona que indican que la supuesta víctima del exobispo sería un menor de 14 años de edad.

Esto debido a que aún no hay información oficial del Arzobispado de Ayacucho ni de la Conferencia Episcopal al respecto, de acuerdo con la versión del Ministerio Público.

Miranda, de 53 años, se ordenó de sacerdote en 1987 y fue nombrado obispo auxiliar en 2004 por Juan Pablo II.

SABÍA QUE

- El cardenal Juan Luis Cipriani se reunirá hoy –en Roma– con el papa Francisco, a quien le ha llevado unas reliquias peruanas "como sorpresa".

- Trascendió que existe la posibilidad de que Cipriani sea designado en un alto cargo en el Vaticano y, de confirmarse esta versión, se nombraría a otro cardenal en su lugar.