EXIGEN JUSTICIA. Padres de los 29 jóvenes fallecidos en pie de lucha. No han cobrado reparaciones. (USI)
EXIGEN JUSTICIA. Padres de los 29 jóvenes fallecidos en pie de lucha. No han cobrado reparaciones. (USI)

Han pasado 11 años del incendio en la discoteca Utopía que acabó con la vida de 29 jóvenes y, hasta hoy, los deudos no encuentran justicia. La Corte Suprema verá mañana si se reabre el proceso judicial contra los exaccionistas de la discoteca del Jockey Plaza, Alan Azizollahoff y Édgar Paz.

Esta audiencia se realizará, desde las 11 a.m., en la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente, ubicada en el Palacio de Justicia.

Ahí, los cinco vocales que integran este tribunal –presidido por el magistrado Hugo Sivina– escucharán el informe final oral de los padres de las víctimas, así como los alegatos de defensa de los implicados (o de sus abogados).

Dicha sala debe pronunciarse respecto a una acción de amparo interpuesta por los deudos –hace más de cuatro años– contra el hábeas corpus que liberó a Azizollahoff y a Paz. Este último recurso fue presentado por el abogado Alberto Químper, implicado en el escándalo de los 'petroaudios'.

"Llevamos 11 años exigiendo justicia. Confiamos en que la sala suprema devolverá el caso a primera instancia y pedirá la extradición de Azizollahoff y de Paz", dijo a Perú21 Luis Delgado Aparicio, representante de los deudos.

Los únicos sentenciados por este caso son Roberto Ferreyros, barman de la discoteca que inició el fuego, y Percy North, administrador del local. El primero fue condenado a 4 años de prisión (ya cumplió su pena), mientras que el segundo recibió 10 años.

DATO

- La Sala de Derecho Constitucional tendrá un plazo de ley de 30 días para resolver la acción de amparo. No obstante, podría adelantarse y fallar el mismo día de la audiencia.