(Luis Gonzales)
(Luis Gonzales)

Renzo Schuller, actorAutor: Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Renzo Schuller pasa por un buen momento profesional: conduce dos programas televisivos (Hola a todos y Combate, ambos en ATV) y actúa en TOC*TOC, muy divertida comedia que hoy y mañana se presenta en el Teatro Municipal de Arequipa, y el 27, el 28 y el 29 de julio en Plaza Norte.

¿Cómo ves esta etapa de tu vida?Estoy muy contento porque he vuelto a hacer lo que me gusta, que es el teatro. Lo había dejado de lado, pero ahora me he propuesto hacer un par de obras al año, claro, sin dejar la televisión. Me entusiasma estar en TOC*TOC y trabajar con la gente del Teatro La Plaza y de Los Productores. Justamente, ellos se han propuesto descentralizar el teatro, ir a los conos, salir a provincias… Por todo esto, y por los proyectos nuevos que vienen en mi carrera, me siento muy bien.

El teatro vive un buen momento: cada día hay más productoras, nuevas salas, y hay una apuesta sostenida por la calidad…Exacto. Cada día hay nuevas propuestas, pero lo mejor es que a la gente le interesa verlas porque reconoce en ellas la calidad. Por eso quiero volver a destacar la labor de Los Productores y de La Plaza, quienes se están preocupando por sacar el teatro fuera de los circuitos establecidos. Así se le facilitan las cosas a la gente, y esta se vuelve cada vez más exigente… y está bien que así sea, porque hace que actores y productoras nos esforcemos más y hagamos cosas a la altura de las exigencias de la gente.

Antes decíamos que había teatro… pero en Miraflores…Exacto. Y ya se está pensando en abrir una sala permanente, porque esta vez, en Lima Norte, haremos solo tres funciones. Yo creo que TOC*TOC enganchará bien con la gente porque es una comedia, y a la gente le gusta reírse, identificarse. Eso le pasó a Asu mare. A todos nos gusta esa sensación de 'ser parte de': todos hemos buscado trabajo, todos buscamos logros que nos hagan sentirnos mejores.

¿Te gusta Hola a todos ?Sí. Es un programa para divertirse, para pasarla bien. Yo trato de darles la vuelta a algunas situaciones y evitar que 'Metiche' y Karla Tarazona se vayan por donde no deben irse. A mí no me gusta hablar de la gente, y no me gusta que hablen de mí. Por eso, con Rossana Fernández buscamos el punto medio de las cosas.

¿No es contradictorio conducir un programa en el que hay chismes y, a la vez, no querer que hablen de uno?Yo estoy en contra de eso, no me gustan los ampays… y a mí no me harán ningún ampay porque mi vida es tranquila, aburrida (ríe). Yo no me sumo al chisme. Por eso te dije que trato de darles vuelta a las cosas y minimizar aquello que no tiene importancia.

¿Consideras que Hola a todos es light?Sí, obviamente a veces se puede escapar algún comentario, pero para eso estamos Rossana y yo, para calmar las cosas y evitar que a alguien se le falte el respeto. Si eso pasa, levantaré mi voz de protesta.

¿'Metiche' puede ser controlado por alguien?Quizás por su novio (risas). Yo ya aprendí que uno no le puede gustar a todo el mundo… no le pasa ni al Papa (ríe).

Para bien o para mal, Combate ha cambiado la televisión peruana. Muchos han imitado su formato…Es verdad. Antes me molestaba eso, pero me di cuenta de que así es la TV: si algo funciona, se imita, pero hay que reconocer que se ha hecho eso, más aún que eso es evidente. Ahora, si te imitan, significa que estamos haciendo las cosas bien. Además, en Combate tratamos de inculcar valores, cosas positivas y, claro, también hemos metido la pata.

¿Crees en verdad que Combate inculca valores?Es un programa que quiere que la gente se divierta. Lo ven niños de tres años y señoras de 90, y lo hacen porque se divierten. Por ejemplo, a veces los participantes se pelean, y nosotros aprovechamos esas peleas para decir que eso no se debe hacer.

*¿Cuán armado y cuán real es Combate? *Un 99% es real. Las relaciones que se dan en el programa han pasado, no las hemos inventado… Son personas que pasan muchas horas al día y, claro, aparecen las miraditas; nosotros no les decimos "tú te enamoras de este y tú de este", esas cosas no se obligan. Las parejas del programa no son armadas.

Es más un programa de romances que de juegos…En verdad, pasa de todo. Del 100% del programa, el 80% son juegos, y en ellos se presentan estas situaciones, y es verdad, pues, a la gente le gusta la novelita, el romance.

¿Los errores en los que han caído los concursantes de programas como Combate reflejan las carencias de nuestro sistema educativo?Por supuesto. Ojo, los concursantes son inteligentes, pero no todos tenemos que saberlo todo. Lo que pasa es que es muy fácil acusar, llamar "bruto" al otro y no fijarse en uno mismo. No hay que burlarse sino enseñar, corregir… Por eso, los concursantes tienen hoy un rol de preguntas.