CERRADO. Pablo Catatumbo (izquierda), de las FARC, saluda a delegado del Gobierno colombiano. (Reuters)
CERRADO. Pablo Catatumbo (izquierda), de las FARC, saluda a delegado del Gobierno colombiano. (Reuters)

LA HABANA (EFE).– El Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y las FARC dieron un importante paso hacia la paz al lograr un acuerdo sobre el complejo tema de la tierra que conllevará "transformaciones radicales" en el campo colombiano si se pone fin al conflicto armado.

Tras seis meses y una semana de conversaciones en La Habana, los diálogos colombianos arrojaron su primer resultado concreto con un acuerdo anunciado en un acto formal en presencia de los negociadores de ambas partes, de representantes de Cuba y Noruega como países garantes del proceso, y de Venezuela y Chile como acompañantes.

"Lo que hemos convenido será el inicio de transformaciones radicales de la realidad rural y agraria de Colombia con equidad y democracia", señalaron el Gobierno y la guerrilla en un comunicado conjunto.

El acuerdo agrario, que afecta a una cuestión medular en el origen del conflicto armado colombiano, quiere dar solución al acceso y uso de la tierra con la creación de un "Fondo de Tierras para la paz", junto a programas de desarrollo rural, impulso de las infraestructuras en el campo, estímulo a la producción agropecuaria o planes sociales de salud, educación o vivienda, entre otros.

CELEBRA CONSENSOPor su parte, el presidente Santos celebró en Bogotá los acuerdos en La Habana, y lo consideró como "un paso fundamental para poner fin a medio siglo de conflicto".

TENGA EN CUENTA

- Las FARC dijeron que aún existen "salvedades puntuales" sobre sus demandas referidas a los latifundios y la actividad minera.

- Las negociaciones se retomarán el próximo 11 de junio para empezar a discutir la participación política de la guerrilla cuando se alcance la paz.