Sorprendente suceso. Un hombre narró que durante tres meses escuchó crujidos en la pared de su hogar, ubicado en una zona céntrica de Phuket City (). Pensó que se trata de sonidos que provenían del sus vecinos pero la verdad lo sorprendería. 

Un día, la pared empezó a resquebrajarse y Somchai Subdang (45) decidió tratar de derribar parte del muro. A martillazos, se topó con una enorme serpiente que había permanecido todo ese tiempo en la pared y debido a que el animal fue creciendo, el muro comenzó a colapsar.

Las imágenes son realmente impactantes, pues lo que sale del agujero es una enorme pitón enrollada. El animal mide 4 metros de longitud.

Algunos curiosos se preguntaban cómo la serpiente llegó hasta la pared y de qué animales se alimentaba. Paralelamente, especialistas en serpientes procedentes de llegaron hasta la casa y se llevaron a la pitón.