Cuatro coches bomba y dos ataques suicidas azotaron Irak. (AP)
Cuatro coches bomba y dos ataques suicidas azotaron Irak. (AP)

Siete policías murieron y 19 personas resultaron heridas en una serie de atentados suicidas y con coche bomba hoy en (100 km al oeste de Bagdad), seguida por el ataque por parte de hombres armados contra un centro policial, informó la Policía local.

Las fuerzas de seguridad lograron retomar el control del edificio unas tres horas después de que hombres armados atacaran el inmueble y se atrincherasen en él, confirmó el general Hadi Arzaig, jefe de la policía de la provincia de .

"Se ha matado a los seis terroristas en el interior del edificio donde se escondían y la situación está bajo control de la policía", explicó el general.

"Hemos recibido los cadáveres de siete policías y a 19 heridos, de ellos 16 policías y tres civiles", anunció por su parte una fuente del hospital general de Ramadi.

Los atentados comenzaron con la explosión de cuatro coches bomba cerca de una mezquita y de un local de la Policía. Posteriormente, dos kamikazes hicieron explotar sus cargas explosivas ante el centro policial, antes de que éste fuera atacado, según fuentes policiales.

Los dos primeros coches bomba explotaron cerca de la mezquita de Dawlah Kabir en el centro de Ramadi, y luego un tercero lo hizo poco después en el centro de la ciudad.

Un cuarto vehículo explotó cerca de un local policial, ante el cual dos kamikazes se hicieron explotar poco después. Hombres armados invadieron posteriormente el local y allí se atrincheraron.

Ramadi, ciudad de medio millón de habitantes es la capital de la provincia sunita de Al Anbar, que fue bastión de la insurrección antinorteamericana y de la rama iraquí de .

El sábado, al menos 53 personas, entre ellas muchos niños y mujeres, murieron en un en , en plena conmemoración del Arbain, una de las principales celebraciones religiosas chiítas.

Esta ola de violencia se produce en plena que opone a dirigentes sunitas y chiitas desde hace cerca de un mes, y que no parece encaminarse hacia una solución.