Fachada del tribunal de Gloucester. (Mirror.co.uk)
Fachada del tribunal de Gloucester. (Mirror.co.uk)

Una condena de tres años y nueve meses de prisión recibió una mujer de la ciudad inglesa de por obligar a su hijo a fingir que tenía cáncer y así poder cobrar una pensión, informó .

Durante tres años, la sentenciada –cuyo nombre no fue revelado– afeitaba las cejas y la cabeza de su vástago desde que este tenía seis años, para fingir los efectos de la quimioterapia. También lo obligó a usar silla de ruedas.

La mujer solicitó al Estado una pensión anual de casi US$136,000 por la supuesta invalidez del niño y los cuidados que debía prestarle a él y a otros cuatro niños que no vivían con ella. Para ello falsificó varios certificados médicos.

La acusada admitió ante el tribunal de Gloucester un cargo de crueldad infantil, ocho por fraude al Estado y otro por falsificación de documentos.

Incluso admitió que paseó en silla de ruedas a su hijo por un parque temático de () para no hacer las colas de ingreso a los juegos.