asumió hoy sus funciones de presidente para un tercer mandato, un día después de una gran manifestación de la oposición que se opone a su retorno al Kremlin y que fue violentamente reprimida por la Policía.

"Hoy entramos en una nueva etapa del desarrollo nacional. Los años próximos será determinantes para el destino de Rusia en las décadas futuras", declaró Putin durante una breve alocución.

Putin, que ocupaba el cargo de primer ministro después de haber sido presidente de 2000 a 2008, sucedió oficialmente a durante una ceremonia en la fastuosa sala San Jorge del Kremlin, ante unos 3,000 invitados.

Soldados en uniforme de gala entraron desfilando con la bandera tricolor rusa. Después de caminar sobre una alfombra roja, entre los aplausos de los asistentes, Putin juró ante la Constitución.

Entre los asistentes se encontraban el patriarca de la iglesia Ortodoxa rusa Kirill, el gran rabino Berl Lazar, el exprimer ministro italiano , el expresidente soviético y el ex canciller Gerhard Schroeder.

Tras su investidura, Putin propuso al Parlamento la candidatura de su predecesor Dmitri Medvedev para el cargo de primer ministro, indicó el presidente de la , Serguei Naryshkin, citado por las agencias rusas. De esta forma el tándem que desde hace años dirige el destino político del país, sigue en pie.

Medvedev, presidente durante cuatro años pero siempre a la sombra de Putin, iniciará el proceso para su nombramiento como jefe de gobierno con un encuentro con dirigentes de grupos parlamentarios de la Duma.

En tanto, la Policía rusa detuvo hoy a 120 opositores que trataron de organizar una revuelta en el centro de durante la ceremonia de investidura de Putin, informó el Ministerio de Interior.

En la víspera, una manifestación de la oposición que reunió a miles de personas, 8,000 según las autoridades. Esta fue violentamente reprimida por la Policía, que golpeó a los manifestantes y detuvo a 436 participantes.