(Internet)
(Internet)

Una mujer murió tras recibir descargas eléctricas mientras era reducida por la Policía de cuando golpeaba a su hijo de tres años. Según las primeras informaciones, estaba bajo los efectos de la droga conocida como "sales de baño".

Pamela McCarthy fue denunciada por sus vecinos al escuchar cómo maltrataba sin piedad al menor. "Ella no era conciente de lo que estaba ocurriendo a su alrededor", dijo Rodney Campbell, capitán de la Policía de Nueva York.

El estado en el que se encontraba la mujer obligó a las autoridades a utilizar una pistola de impulsos eléctricos Taser para reducirla. Primero trataron de calmarla usando gas pimienta, pero esta no hizo efecto.

La mujer, quien estaba desnuda al momento de los hechos, falleció horas más tarde en un hospital de un paro cardíaco como consecuencia de las descargas eléctricas.