(AP)
(AP)

Tras el sorprendente anuncio del , de que , podría estar acercándose el momento de que la Iglesia Católica elija a su primer líder no europeo, y podría ser un latinoamericano.

La región representa al 42% de la población católica de todo el mundo, de unos 1,200 millones de fieles, por lo que es el mayor bloque dentro de la Iglesia, comparado con un 25% en Europa.

Luego de Juan Pablo II, que era polaco, y Benedicto XVI, nacido en Alemania, el puesto, alguna vez reservado para los italianos, ahora está abierto para todos. El origen dependerá del perfil del nuevo Papa que consideren mejor para guiar a la Iglesia los cardenales encargados de la decisión en el próximo cónclave.

Dos responsables del recientemente dieron indicios sorprendentemente claros sobre los posibles sucesores. El resultado de sus declaraciones es que el próximo Papa bien podría ser de Latinoamérica.

"Conozco muchos obispos y cardenales de América Latina que podrían asumir la responsabilidad de la Iglesia universal", expresó el arzobispo Gerhard Mueller, quien ahora ostenta la anterior posición del Papa como jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

"La Iglesia universal enseña que el Cristianismo no se centra en Europa", dijo el arzobispo nacido en Alemania al diario de justo antes de la Navidad.

El cardenal suizo Kurt Koch, al frente del departamento vaticano de la unidad cristiana, manifestó al diario en Zurich al mismo tiempo que el futuro de la Iglesia no está en Europa.

"Sería bueno si hubiera candidatos de África o Sudamérica en el próximo cónclave", dijo, en referencia a la elección a puertas cerradas en la Capilla Sixtina del Vaticano.

Cuando se le preguntó si él votaría por un no europeo en lugar de un candidato europeo, si tenían las mismas calificaciones, respondió: "sí".

Si el próximo cónclave realmente le diera el turno a Latinoamérica, los principales candidatos de la región parecen ser , arzobispo de la enorme diócesis de Sao Paulo, o el ítalo-argentino Leonardo Sandri, que ahora dirige el departamento vaticano de las Iglesias Orientales.

Brasil cuenta con cinco cardenales que pueden ser ´papables´, según el obispo auxiliar de la Archidiócesis de Aparecida, . El religioso dijo al que, además de Scherer, están en el bolo el actual presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, Raymundo Damasceno, de 75 años; el arzobispo emérito de Sao Paulo, Claudio Hummes; el cardenal João Braz de Aviz, de 65 años y el arzobispo de Salvador, Geraldo Majella Agnelo, de 66 años.

de Ghana, ahora responsable del departamento de justicia y paz del Vaticano, suele ser mencionado como el principal candidato africano.

Alrededor de la mitad de los cardenales que pueden votar son de Europa, incluso a pesar de que solo un cuarto de los católicos de todo el mundo vive allí. Si el cónclave se inclina por el Viejo Continente, los observadores del Vaticano dicen que de Milán es el favorito.

El cardenal de Viena, quien fuera un alumno y aliado cercano de Benedicto XVI, también es considerado un candidato fuerte.