Sus declaraciones causaron polémica. (Reuters)
Sus declaraciones causaron polémica. (Reuters)

Con incredulidad y sorna recibieron los legisladores de varios partidos paraguayos el anuncio hecho el martes por el depuesto expresidente paraguayo , quien aseguró que piensa presentarse a los próximos comicios presidenciales de su país.

El senador por el gubernamental Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Miguel Abdón Saguier, dijo que la Constitución es clara en prohibir la reelección y calificó "como un disparate más" el anuncio de Lugo, como presidente en un juicio político en el Senado por mal desempeño de sus funciones.

Por su parte, Silvio Olvelar, del Partido Colorado –primera fuerza electoral de la oposición– consideró que Lugo "perdió la brújula y necesita dosis de Ubicatex".

El último martes el exobispo anunció que se iba a presentar como candidato presidencial del izquierdista Frente Guasú (o Frente Grande) en los comicios del año próximo, aunque sus declaraciones fueron ambiguas, pues también dijo que el candidato podría ser otro.

Lugo, quien también analiza la posibilidad de , realizó las controvertidas declaraciones horas después de que el periodista y aspirante a la candidatura presidencial Mario Ferreiro anunciara su salida del Frente Guasú junto a nueve de las 19 agrupaciones de la alianza.

Abordado sobre quién iba a ser el candidato presidencial del Frente tras la retirada de Ferreiro, Lugo dijo: "yo… sí, yo me voy a candidatear", aunque más adelante también aseguró que el periodista aún "podría ser" el candidato y que el diálogo puede reanudarse si él lo desea.

"No terminé mi mandato presidencial", recordó el exmandatario, justificando su anuncio. Sin embargo, consultado si su postulación violaría la disposición de la Carta Magna, que prohíbe la reelección presidencial, el exmandatario replicó: "¿Eso dice? ¿Acaso se cumple la Constitución en ? La violaron el 22 de junio, ¿o no?", para finalmente asegurar que él "nunca violaría la Constitución".