Los trabajadores de los refugios federales han indicado que este tipo de recortes han generado preocupación entre ellos por el temor a que los niños sufran aún más. (Foto: EFE - AFP)
Los trabajadores de los refugios federales han indicado que este tipo de recortes han generado preocupación entre ellos por el temor a que los niños sufran aún más. (Foto: EFE - AFP)

El gobierno de en Estados Unidos tomó una serie de medidas para los menores migrantes no acompañados que se encuentran en los centros de detención por fuertes presiones presupuestarias.

Según informó "", la administración del presidente ha cancelado las clases de inglés, los programas de recreación y la asistencia legal para los niños migrantes producto de la crisis migratoria en la frontera con México.

Las actividades han sido consideradas "no directamente necesarias para la protección de la vida y la seguridad, incluido los servicios de educación, servicios legales y recreación", anunció Mark Weber, portavoz del Departamento de Salud y Recursos Humanos. 

El funcionario sostuvo que estaban ajustados de presupuesto y podrían quedarse sin recursos a finales del mes de junio. Por ello, la agencia está legalmente obligada a destinar todo tipo de fondos a los servicios necesarios. 

Además, se informó que más de 40 mil 800 niños migrantes no acompañados están bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios de Estados Unidos. Es decir, un 57% más que el año 2018. 

La cifra representa el mayor número de menores que están al cuidado de las autoridades en toda la historia. Sin duda, una situación que preocupa a más de uno.

En base a estos números, los menores deben ser asistidos como la ley obliga. A ellos se les brinda clases de matemáticas, inglés y tienen actividades como el fútbol, tenis de mesa y otro tipo de deportes. 

Recordemos que, la gran mayoría de los menores que se encuentran en estos centros son adolescentes que escapan de las condiciones de pobreza en países como Honduras, Guatemala y El Salvador. 

Los trabajadores de los refugios federales han indicado que este tipo de recortes genera preocupación entre ellos por el temor a que los niños sufran aún más. Este tipo de actividades, indican, sirven para que los menores mantengan una salud física y mental adecuada. 

Donald Trump ya declaró en el mes de febrero una emergencia nacional en la frontera por el número récord de familias migrantes y menores no acompañados que cruzan a través de México.

Incluso, el mandatario mostró su preocupación porque la mayoría de migrantes eran liberados en el interior del país a la espera de entrevistas y audiencias legales.