Cada vez son más los países que sancionan el maltrato animal. Una mujer fue condenada en por mantener en pésimas condiciones a su perro, al cual tenía en estado de abandono y que terminó muriendo de hambre.

El perro de raza Yorkshire Terrier estaba en tal estado que se alimentó los últimos días de su vida del cadáver de otro perro que se encontraba en el mismo ambiente que el.

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Almería sentenció a tres meses de prisión a S.C.S.O. por el delito de maltrato animal la inhabilita durante un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales y su tenencia.

De acuerdo con La Vanguardia, cuando el animal fue rescatado tenía deshidratación severa, desnutrición, atrofia muscular y mal estado en general, por lo que murió a las 48 horas de ser intervenido por especialistas.

En el artículo 337 del Código Penal español se señala  que se castiga con penas de tres meses y un día a un año de prisión al que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal y le causara lesiones, entre otros aspectos.

TAGS RELACIONADOS