Robert Marrero, de 58 años, superó el nuevo coronavirus. Captura de video del medio "ABC Action News". (Captura de video).
Robert Marrero, de 58 años, superó el nuevo coronavirus. Captura de video del medio "ABC Action News". (Captura de video).

Robert Marrero, un socorrista que sobrevivió a los atentados del 11 de setiembre del 2001 en y al cáncer, abandonó un hospital del condado de Pasco en Florida tras recuperarse del (COVID-19).

MIRA Coronavirus: hombre enmascarado asalta 21 locales en Nueva York en medio de pandemia

Según informan los medios “Univisión” y “Bay News 9”, el personal sanitario del Centro Médico Regional de Bayonet Point despidió entre aplausos a este hombre de 58 años tras pasar más de 30 días luchando contra el COVID-19.

"Estoy tan feliz. Estamos tan felices de tenerlo en casa”, manifestó su hija Jenny Marrero tras ver a su padre salir del hospital.

La hija de Robert Marrero contó que su padre fue internado el pasado 2 de abril y después de 48 horas le informaron que había dado positivo por coronavirus. “Todo comenzó a ir cuesta abajo”, declaró. “Sus niveles de oxígeno estaban cayendo, necesitaba más oxígeno”, añadió.

Marrero, sobreviviente de cáncer de próstata y primer socorrista del 11 de setiembre “estuvo intubado y puesto en coma inducido médicamente” durante unos 19 días. En ese tiempo, no se permitió que ningún familiar lo visite.

El dolor que mi familia y yo tuvimos que soportar estos últimos 36 días es inimaginable. Ni siquiera puedo explicar las noches en que escuché a mi madre llorar hasta quedarse dormida. No saber lo desconocido es lo que más nos mató”, relató Jenny.

Estábamos realmente tristes y con el corazón roto, pero tratamos de mantener una actitud positiva y oramos mucho”.

Jenny afirma que el 15 de abril sintió que la muerte de su padre se acercaba. “Necesitaba más oxígeno, y básicamente nos dijeron que no sabían si iba a lograrlo”. Inmediatamente, salieron rumbo al hospital. “Siento que fuimos testigos de un milagro porque, tan pronto como las enfermeras le dijeron a mi padre (...): ‘Tu familia está aquí’, sus signos vitales se estabilizaron”. aseguró Jenny.

Después de más de un mes, Robert Marrero ha regresado a casa. “Me siento un poco mejor, poder hablar un poco mejor (...) No puedo caminar. (...) Así que, tengo que comenzar a dar pequeños pasos”, dijo el hombre.

La familia Marrero agradeció el trato que recibió por parte del hospital. “Las enfermeras y los doctores en Bayonet Point, oh Dios mío, personal increíble, increíble”, sostuvo Jenny.

Me cuidaron muy bien, me amaron”, puntualizó Robert Marrero.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

ESTAS NOTAS TE PUEDEN INTERESAR