Las autoridades han prohibido grandes reuniones, como fiestas, mientras intentan frenar la epidemia de coronavirus. (Foto referencial: AFP).
Las autoridades han prohibido grandes reuniones, como fiestas, mientras intentan frenar la epidemia de coronavirus. (Foto referencial: AFP).

Fiscales en presentaron cargos penales contra un hombre de 59 años que se ató petardos a la cintura y se roció con gasolina para desafiar la prohibición de reuniones públicas durante la epidemia del de Wuhan, reportó este miércoles la agencia de noticias Xinhua.

El residente de la suroccidental ciudad de Chongqing planeaba festejar su cumpleaños para el 28 de enero en el que habría invitados que ocuparían más de 10 mesas, pero las autoridades locales le pidieron que cancelara el plan por el brote, sostuvo la agencia.

Pero el 26 de enero, después de que el hombre no lograra convencerlos de que dejaran que la fiesta se haga, ató petardos a su cintura, se vertió gasolina en el pecho y levantó un encendedor tratando de amenazarlos para que aceptaran.

Las acciones impidieron que se realizaran trabajos de prevención y control de epidemias”, dijo la agencia de noticias Xinhua.

No estaba claro de inmediato qué tipo de sanciones enfrentaría el hombre si fuera declarado culpable.

Las autoridades han prohibido grandes reuniones, como cenas y fiestas, mientras intentan frenar la epidemia de coronavirus, que ha dejado más de 1.000 muertos y 40.000 infectados en el gigante asiático.