Las FARC confirmaron secuestro de militar colombiano. (AFP)
Las FARC confirmaron secuestro de militar colombiano. (AFP)

Las de Colombia confirmaron el martes que una de sus unidades hizo "prisionero de guerra" a un general del Ejército en una zona selvática del país, una captura que llevó al Gobierno que busca poner fin a un conflicto de medio siglo.

El grupo terrorista publicó un comunicado en su página oficial admitiendo la retención del general Rubén Darío Alzate, comandante de unidad de élite que combate a las FARC en el noroeste del país.

Poco antes, apareció un mensaje en la cuenta de Twitter del grupo guerrillero que decía: "FARC-EP confirman que el general (Rubén) Alzate está en su poder (…) El Bloque Iván Ríos en comunicado confirma que general fue hecho prisionero de guerra por unidades del 34 frente".

Sin embargo, tras admitir el secuestro el comandante de las FARC 'Pablo Catatumbo' ofreció seguir las negociaciones de paz.

Catatumbo, el alias de guerra de Jorge Torres Victoria, aseguró que Alzate es uno de los uniformados "más importantes dentro de la concepción contrainsurgente que tienen las fuerzas militares en Colombia".

Aunque no ofreció detalles, indicó que el militar fue tomado prisionero "sin usar violencia". "Tenemos la disposición de esta delegación de paz de contribuir a una pronta, sensata solución de este problema y que los diálogos deben continuar", agregó.

Este es la crisis más importante en el proceso de negociaciones con el gobierno de Colombia, que comenzó en La Habana a fines de 2012.