(EFE)
(EFE)

El gobierno de mostró este martes su "satisfacción" ante la decisión de Perú de dar por cerrado un incidente por espionaje y reenviar a su embajador a Santiago, retomando así el dialogo diplomático entre ambas naciones.

Chile "expresa su satisfacción con el acuerdo alcanzado entre los Gobiernos de Chile y del Perú", señala la misiva difundida por el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

Chile "no ha autorizado ni autorizará actos de espionaje fuera de su territorio y no los tolerará en el propio" y expresa la "voluntad de seguir avanzando en la construcción de una agenda bilateral de futuro que beneficie a ambos pueblos sobre bases de confianza, respeto recíproco, e integración regional", agrega la misiva.

El incidente entre Santiago y Lima se produjo a mediados de febrero cuando Perú presentó una nota de protesta en la que denunciaba que tres marinos peruanos habían sido detenidos por vender información a agentes chilenos en 2005 y 2012.

El período donde se habría producido un supuesto espionaje Perú demandaba a su vecino en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por temas marítimos, que tuvo sentencia en 2014.

Lima llamó a consulta a su embajador el 8 de marzo y, tras recibir una primera respuesta con una explicación del gobierno de que consideró insatisfactoria, retiró al diplomático de la capital chilena.

Tras otras dos cartas del gobierno chileno, Perú decidió este martes el retorno de su embajador.

Ambas naciones, que protagonizaron una guerra a fines del siglo XIX, han enfrentado turbulencias en sus relaciones diplomática pero tienen sólidos lazos comerciales y forman parte de la Alianza del Pacífico, bloque económico que completan Colombia y México.

TAGS RELACIONADOS