Amnistía Internacional protestó hoy en EEUU pidiendo el cierre del presidio. (Reuters)
Amnistía Internacional protestó hoy en EEUU pidiendo el cierre del presidio. (Reuters)

Este miércoles se cumplen 10 años de la creación de la Cárcel de , implementada dentro de la base militar estadounidense del mismo nombre ubicada en . Desde entonces las denuncias por violaciones a los derechos humanos son pan de cada día y quienes continúan allí perdieron la fe en el sistema legal.

Todo empezó el 11 de enero de 2002, cuando un avión militar de trasladó al lugar a una veintena de presos, todos maniatados y vestidos de naranja. Desde aquel día 779 prisioneros han pasado por esta cárcel, de los cuales quedan 171.

La cadena BBC logró entrevistar a algunos exreos y abogados de estos, como Gita Gutiérrez, integrante del Centro para los Derechos Constitucionales, que llevó la defensa de unos 200 prisioneros casi desde la creación del presidio. El desaliento es la principal caracterísitica de quienes pisaron Guantánamo.

"Son caparazones sin vida, pero debajo de esas cáscaras se esconden hombres que tal vez en otras circunstancias podían volver a recuperar la ilusión", dijo Gutiérrez sobre sus defendidos, dos de los cuales aún están tras las rejas.

De los 779 presos que pasaron por esta prisión, todos eran musulmanes, de 40 nacionalidades distintas y al menos una docena eran menores de edad. Ocho presos han muerto en la cárcel desde entonces, seis se suicidaron, uno murió de un ataque cardíaco fulminante y otro a causa de una grave enfermedad.

El presidente ordenó el cierre de la Guantánamo y la disposición sigue vigente. Sin embargo, el Capitolio bloqueó la partida presupuestaria para el traslado de los presos, algo que resulta más que desalentador para quienes aún esperan tras sus muros.