Michel Temer ha sido acusado de supuestas obstrucción a la justicia y asociación ilícita. (Efe)
Michel Temer ha sido acusado de supuestas obstrucción a la justicia y asociación ilícita. (Efe)

Raquel Dodge, fiscal general de , pidió al Supremo Tribunal Federal que el presidente sea incluido en una investigación sobre supuestos pagos ilícitos realizados por que habrían beneficiado a su movimiento político Movimiento Democrático Brasileño (MDB). 

La investigación se encuentra en curso e incluye a los ministros de la Presidencia (Casa Civil), Eliseu Padilha, y al de la Secretaría General, Wellington Moreira Franco, del oficialista MDB. 

La investigación busca esclarecer si Odebrecht realizó pagos ilícitos como contrapartida a intereses de la empresa que fueron atendidos por la Secretaría de Aviación Civil, que entre 2013 y 2015 estuvo ocupada por Padilha y Moreira Franco.

La fiscal Dodge hizo referencia la confesión del ex ejecutivo de Odebrecht Claudio Melo Filho, según la cual Michel Temer, todavía como vicepresidente, participó en una cena en la que se discutieron los valores destinados al partido.

El anterior fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, negó la inclusión de Michel Temer en dicha investigación al considerar que los supuestos hechos ocurrieron antes de asumir la presidencia y la Constitución prohíbe investigar a un presidente por delitos cometidos antes de su mandato.

Empero, Raquel Dodge divergió de Janot y precisó que el presidente "no puede ser responsabilizado en una acción penal mientras dure su mandato", pero sí puede ser investigado. "Los hechos narrados por los colaboradores y los elementos que trajeron reclaman una investigación inmediata", agregó.

El presidente Temer es investigado actualmente en el Supremo por la firma de un decreto sobre el sector de puertos que supuestamente benefició a la empresa Rodrimar a cambio de sobornos pagados al partido del presidente. La apertura de esa investigación fue autorizada por el propio Supremo en 2017 a petición del entonces fiscal general, quien denunció a Temer en dos ocasiones el año pasado por otros asuntos relacionados con la corrupción, aunque la Cámara de los Diputados decidió archivar los procesos.