(Reuters)
(Reuters)

"Boom de Grillo. Italia ingobernable". Con estas cinco palabras la prensa italiana resumió hoy el impacto arrollador de , el comediante líder del movimiento de protesta Cinco Estrellas, que se ha convertido en figura política clave tras las últimas elecciones generales de su país.

Grillo obtuvo un cuarto de los votos totales y ya afirmó que no formará gobierno con ninguna de las grandes coaliciones: la de centro-izquierda de y la de centro-derecha de .

"Nosotros somos el obstáculo. Con nosotros no podrán (hacer la coalición). Podrán continuar siete, ocho meses, hacer un desastre, pero intentaremos tenerlo bajo control", afirmó el cómico en su blog.

El movimiento de Grillo logró un 25,55% de votos al Congreso de los Diputados, lo que equivale a 108 curules. La coalición de Bersani obtuvo un 29.54%, por delante de la de Berlusconi, con el 29.18%.

Más de la mitad de los votantes repudió además categóricamente las medidas de austeridad defendidas por el primer ministro , considerado el candidato preferido por las instituciones europeas.

Tras una prolongada recesión y en un clima de desilusión con la política tradicional, el grupo de centro liderado por Monti obtuvo apenas poco más del 10% de los votos.