La computadora utilizada por , la mujer cuya aventura con el director de la CIA, general , llevó a su renuncia, contenía importante información secreta que debería haber estado guardada bajo condiciones más seguras, detallaron hoy funcionarios policiales y de seguridad nacional.

Los contenidos del material secreto y cómo la mujer de 40 años lo obtuvo siguen bajo investigación, dijeron los funcionarios, quienes hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizados a realizar comentarios en público. Esto fue confirmado por el presidente de EEUU, , quien hoy dio tras ser reelegido.

Como una oficial en reserva de la inteligencia militar, Broadwell —quien fue una de los autores de una biografía sobre Petraeus— tenía autorizaciones de seguridad que le daban acceso a material importante. Sin embargo, las normas del Gobierno requieren que este sea almacenado en ubicaciones o computadoras seguras.

En la noche del lunes, investigadores del FBI revisaron la residencia de la escritora en , Carolina del Norte, una medida que según funcionarios se realizó con su consentimiento.

Algunos altos mandos policiales indicaron que el caso terminaría sin cargos criminales. Si se determina que manejó mal la información secreta, ella podría enfrentar medidas bajo las normas administrativas de seguridad.